Alejandro Martino

‹ Inicio

 

» Música
» Literatura
» Pedagogía
» Otras obras



› Biografía

› Noticias
› Contacto

› Mapa del sitio

Docencia


  Pedagogía   >   Bibliotecología   >   Proyecto Bicentenario
 

PROYECTO BICENTENARIO
Con el apoyo económico del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Bravía

 

Con vocación, alma de organizador y dedicación plena, el Maestro Martino, ha realizado talentosamente la ejemplar y brillante versión actual de los archivos académicos. Estructura de buena memoria y buen amor que inspira su Proyecto Bicentenario, programa que interpreta la idea académica en sus más dilectas y elevadas inspiraciones.

Horacio Ferrer
Presidente

El patrimonio cultural de una nación es una memoria abierta que hace de la historia una escritura colectiva capaz de reflejar, comunicar, expresar y registrar el testimonio vital de cada generación.

Gustavo Provitina
Vice-presidente
 

Introducción   |   Catálogo   |   Catálogo B   |   El ámbito humano   |   El ámbito físico   |   Inauguración académica   |   Décima inaugural   |   Inauguración pública

 

Introducción

     1

     En 2005, como Coordinadores de la División Patrimonio, al presentar nuestro plan de trabajo al Consejo Directivo de la Academia Nacional del Tango, decíamos:
     "El objetivo principal del Proyecto Bicentenario es dotar a la institución —y a través de ella, a la comunidad— de un archivo documental consultable, especializado en la temática del tango, en todas sus disciplinas y formatos de soporte. La exhaustividad marcará el objetivo a seguir. En una primera etapa se terminará de clasificar todo el material que poseemos, ya sea de producción propia como externa (libros, revistas, partituras, manuscritos originales, discos de pasta, LP y compactos, cintas magnetofónicas abiertas y en casete, ponencias, conferencias, fotografías, videos, etcétera) y se realizarán los catálogos digitales mediante una base de datos única que permitirá encontrar —en una sola búsqueda— todo el material existente por autor, título de la obra o tema. En las etapas siguientes incorporaremos el material aportado por los académicos, las donaciones y las adquisiciones, y realizaremos los canjes pertinentes, regidos por un plan estratégico.
     El archivo podrá consultarse en forma progresiva a medida que se finalicen los catálogos. Quedara concluido el 25 de mayo de 2010. Será éste el aporte de la Academia Nacional del Tango a la Nación Argentina en tan trascendental celebración".

     2

     Hemos comprendido desde un comienzo que la mejor forma, y muy probablemente también única, de llegar a buen puerto en esta empresa era trabajar en forma mancomunada y con la participación de la comunidad académica toda. Para ello, y a manera de convocatoria, publicamos en el número 130 de El Chamuyo (pregón informativo de la Academia) la siguiente

     Carta abierta a la comunidad académica

     "En nuestra actual palabra patrimonio, aún resuenan destellos de su poética etimología latina: recuerdo del padre, recuerdo de los padres, sus recuerdos. Esos objetos espirituales o materiales que les pertenecieron y que ahora —en su ausencia— nos pertenecen. Su legado. Desde la fundación atesoramos en diferentes depósitos y armarios de nuestro edificio un número importantísimo de ellos cargados de valor, aunque escondidos. Estamos convencidos de que simplemente poniéndolos a la luz revivirán. Si hacemos que formen parte de nuestra vida y de nuestros trabajos, consultándolos, la distancia que nos separa de aquellos padres nuestros y lejanos se acortará hasta desvanecerse. De simétrica forma, conservando adecuadamente nuestra producción actual, acaso el futuro nos depare hijos insospechados que puedan tomarla como el mejor recuerdo de nosotros. Nuestro legado. De ahí que aboguemos por la multiplicación y la puesta en valor del patrimonio. Deseo convocar con estas líneas a todos aquellos que quieran
sumarse al proyecto. El trabajo es mucho y toda colaboración resulta imprescindible. El archivo será un trabajo de todos o

 

no será. La estructura del proyecto alberga a un Equipo de colaboradores voluntarios, un Equipo académico de trabajo y un Departamento de investigación, es decir, hay un lugar para cada quien.
     También extiendo mi invitación para que conozcan nuestras instalaciones del tercer piso y el catálogo de libros y revistas en uso. Pueden hacerlo de lunes a viernes de 18 a 20 horas.
     Estamos construyendo un ámbito propicio para la investigación académica.
     Hasta bien pronto.
     Los esperamos".

     3

     El catálogo

     Hemos optado por otorgarle al catálogo en sí —es decir, a la nómina completa de libros, revistas, publicaciones periódicas y publicaciones propias en su soporte original de papel— la misma imagen que posee la base de datos digital que lo alberga. En rigor, se trata de mostrar en forma impresa las nueve columnas o campos de búsqueda más importantes de un total de cuarenta y uno.

     Las columnas están identificadas con su nombre completo, a excepción de las más angostas, para las que se utilizaron abreviaturas. Ellas son: Num, número; Vol, volumen y Ej, ejemplar. Las revistas encuadernadas están identificadas con número, volumen y ejemplar, mientras que las revistas sin encuadernar pueden encontrarse por su título. Decidimos describir a cada pieza no sólo con los datos bibliográficos imprescindibles según la normativa internacional, sino agregando todos aquellos detalles necesarios para su completa definición como documento. No faltan los autores de los prólogos, las dedicatorias, ni los rasgos particulares.

     Este cuantioso caudal de información fue incorporado a la base por quien suscribe y, en mayor medida, por los Asistentes técnicos Santiago Álvarez y Pablo Marasco. Del Equipo de colaboradores voluntarios merece destacarse por su labor en este rubro a Pedro Mamone. Eva Glaser, de la Universidad Connecticut College de Nueva York, ha hecho un breve, si lo medimos en cantidad de tiempo, aunque rotundo aporte. Alda Salzarulo y Hugo Salerno colaboraron con la clasificación.

     Con todos ellos comparto dos alegrías, la de ver la tarea realizada y la que depara el recuerdo de los mementos vividos.

     Dos instituciones amigas han permitido concretar esta obra con su auspicio económico: el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Fondo Nacional de las Artes. ¡Muchas gracias!

 

Alejandro Martino


[  Ir arriba  ]

 

Catálogo

Libros, revistas, publicaciones propias y publicaciones periódicas

Por título »
Por autor »

 

Catálogo B

I Material de producción
propia

Programas de radio »
Registro de actividades propias en audio e imagen »
Fotografías »

II Publicaciones y documentos
externos

Álbumes de partituras para piano »
Partituras para otros instrumentos »
Arreglos »
Métodos para instrumentos musicales »
Discos de 33 Rpm »
Long Plays »
Casetes »
Discos compactos »
VHS »
DVD »
Cd Rom »
Colecciones donadas »

[  Ir arriba  ]


Catálogo C

Partituras para piano con indicación de voz

Por título »
Por compositor »
Por autor »

[  Ir arriba  ]

Imágenes

El ámbito humano

Docencia
El Director del Proyecto Bicentenario, Académico Titular Alejandro Martino.

Docencia Docencia
Los Asistentes técnicos Pablo Marasco (izquierda) y Santiago Álvarez.

Docencia
La Colaboradora voluntaria permanente Alda Salzarulo.

Docencia
El Equipo de colaboradores voluntarios clasificando partituras en la Sala de archivo I
(de izquierda a derecha): Juan Carlos Martínez, Eduardo Mosesso, Pedro Mamone, Marina Melo y Ángel Potenza.

Docencia

En la inauguración pública, Alejandro Martino, entrega agradecimientos a tres integrantes del Equipo de colaboradores voluntarios (de izquierda a derecha): Héctor Alvedro, Marta Giménez y José Luis Faletty.


[  Ir arriba  ]

 

El ámbito físico

Docencia
Sala de archivo II. Estantería de clasificación.

Docencia Docencia
Sala de Archivo I. Discos de pasta y compactos, colecciones. Sala de archivo III. La colección de partituras para piano.

Docencia
El Salón de consulta. La colección de libros.

Docencia
El Salón de consulta. Sector del público.

[  Ir arriba  ]

 

Inauguración académica

Miércoles 19 de mayo de 2010
Inauguración académica de la Biblioteca y el Archivo documental

     En la tercera semana de mayo el ala sur de nuestro Palacio Carlos Gardel se vio engalanada por dos banderas nacionales. Cubrían una placa conmemorativa y un cartel de señalización. El miércoles 19 de mayo a las 19,30 horas, en una ceremonia para académicos, luego de que los concurrentes entonaran el Himno Nacional, con el acompañamiento grabado en piano por el Maestro Carlos García, las placas fueron descubiertas.

     En el acceso, frente al ascensor, el Vicepresidente Primero, Gabriel Soria, conjuntamente con los Asistentes Técnicos

 

Santiago Álvarez y Pablo Marasco, descorrieron una de las banderas y dejaron ver la placa que decía: Biblioteca Archivo Documental.

     Nuestro Presidente, Horacio Ferrer, juntamente con el Académico Titular, Coordinador de la División Patrimonio, Alejandro Martino, descorrieron la bandera del hall de acceso a la Biblioteca y se pudo ver la placa conmemorativa de la inauguración, que fue leída íntegramente por Horacio Ferrer.


 

     Con las banderas en manos de Soria y Ferrer, los concurrentes nos dirigimos al Salón de Archivo IV, cuyos balcones ocupan el centro de la fachada sobre Avenida de Mayo. Entonces Martino dijo:

     Si ustedes pudieran estar aquí a la hora en que abrimos las puertas, serían recibidos por una presencia muy especial, la misma que nos recibe a nosotros día a día. Se trata de un olor, un perfume, tan especial como variado. Ustedes dirán que la madera de pinotea de los pisos perfuma, que la tinta de los libros también lo hace, que el papel y la baquelita de los discos de pasta perfuman y que igualmente lo hace la cera de los cilindros. A todo ello respondo que sí, que es cierto, pero que yo preferiría verlo de otro modo. Prefiero llamarlo perfume de vida. Está aquí el legado de cientos de artistas que plasmaron en obras sus desvelos. Aquí están ellos en las múltiples formas físicas de su arte. Del mimo modo que cuando Juan Bravo y el Paqui, dos de los héroes de la novela Bravía, abrieron los estuches de sus instrumentos al ser liberados luego de una cárcel injusta, percibieron que de ellos salía un perfume de vida, de igual modo, aquí se percibe ese perfume al abrir las puertas cada día. Las dos banderas que están aquí desde hace unos días, indudablemente,  lo han absorbido y hoy deseamos que ese perfume se expanda por el exterior cuando las banderas flameen. Una bandera flameando es símbolo de respiración, por ello, antes de atarlas en el balcón, deseo acompañarlas con la décima que escribí esta mañana:

     Horacio Ferrer celebró la décima y le pidió a Martino que la repitiera y éste, a su vez, extendiéndole el papel le solicitó que lo hiciera él. Es así que oímos la Décima inaugural nuevamente en la voz de Horacio. A continuación las banderas fueron atadas en el frente y allí estarán hasta el 9 de julio para acompañar los festejos del bicentenario de la Revolución de Mayo.

     A continuación pasamos al Salón de Consulta y Martino expuso brevemente acerca de los documentos que atesora la Biblioteca y el Archivo Documental.

     Luego de un brindis propiciado por Ferrer y del abrazo de Martino con sus colaboradores Pablo Marasco y Santiago Álvarez, el acto concluyó.

     Al retirarnos y cerrar las puertas, los salones quedaron en silencio y a oscuras, aunque no quedaron solos, porque los habita —como siempre— un perfume de vida.

 

     Décima inaugural 

Embebido en la bandera
irá un perfume de vida,
urdimbre y trama teñida
de tango y su primavera.
Pondremos perfume afuera,
el mismo que aquí fulgura,
y la brisa de cultura
que habita en nuestros salones
así esparcirá sus dones
para la vida futura.

 


[  Ir arriba  ]

 

Inauguración pública

[  Ir arriba  ]